El último alijo desde España

Ya es costumbre que cuando alguien venga por aquí me traiga un alijo de productos españoles. Es curioso porque no son cosas que probablemente pensarías llevar a alguien, pero son las cosas que pedí porque en el momento son las que echo de menos. El chocolate es porque el otro día se me antojó hacer chocolate a la taza, aunque tengo la impresión que tan rico como le sale a mi madre no me quedará. Los pimientos de piquillo son unas de las debilidades de mi chica y a mi no me desagradan lo más mínimo. Las pipas son un clásico, en Japón no hay, de hecho en muy pocos sitios fuera de España las hay. Bueno en realidad las hay pero son comida para hamsters 😉

Que conste que pedí un bote pequeño de nutella pero mi hermana que es muy sabia supo leer entre líneas y mando uno tamaño mundial 😉 Y lo mejor fue la sorpresa de la horachata. Llevaba una semana con estos calores lamentándome de porque no había pedido una horchata y va a ser que mi hermana si que me conoce 🙂 También vienieron unas zapatillas muy chulas en el pack, ya que aquí me cuesta encontrar de las que me gustan en mi talla (46).

Aprovecho para dar las gracias a mi hermana por comprarme las cositas y a Jaime y a Montse por traermelas 🙂 Viene otro mozo de carga amigo, que le pido? consejos? Yo ya tengo unas cuantas ideas 😉