La mujer en Japón (la educación)

Este es un tema mucho muy profundo y del cual no me siento preparado para hablar con propiedad y desde luego el sitio para hacerlo no sería un blog y es que podría escribirse un libro entero sobre el tema de la mujer en Japón. No quiero entrar en juicios de valor ni mucho menos, tan solo quiero daros a conocer un pequeño apunte que es muy posible que os resulte tan curioso como a mi me resultó cuando me enteré.

Es posible que sepáis que en España antiguamente existían unas clases específicas para las mujeres, es posible que vuestras madres o si no seguro vuestras abuelas las vivieran. En dichas clases les enseñaban a coser, cocinar y en definitiva a poder ser buenas amas de casa. Personalmente pienso que estas nociones básicas son muy importantes al igual que lo son aprender a cambiar una bombilla, desatascar una tubería o cambiar el cajetín de un enchufe por ejemplo. Pero a mi personalmente lo que me choca es que se separase a mujeres y hombres.

Para explicaros o mejor dicho daros una pincelada del tema me apoyaré en un dorama que os recomiendo mucho que es Great Teacher Onizuka (GTO), es un dorama algo antiguo basado en un manga de gran exito, sin entrar en detalles nos enseñan la vida de un instituto de secundaria en Japón en la actualidad (más o menos el dorama tiene unos 10-15 años).

Vamos a ver unas capturas:

La primera es la que encabeza el artículo se trata de un aula de tatami tradicional donde estan enseñando la ceremonia del te.

La profesora que es la encargada de enseñar estas clases a las alumnas ya la habíamos visto en otro capítulo enseñando a bordar. En esta ocasión les esta diciendo algo que viene a querer decir: «Esto ejemplifica la belleza y la riqueza que se encuentra dentro de los corazones de la mujer japonesa». Como tema curioso decir que la ceremonia del te era algo realizado tradicionalmente por el hombre según tengo entendido.

Aquí el jefe de estudios de la escuela que esta practicando una visita guiada a una inspección les dice: «Nosotros queremos pulir su feminidad, para asegurar su futuro como mujeres refinadas y enviarlas al mundo.». Esta frase tiene tela, tela, pero vamos telita eh!

Pero vaya… parece que no todas las mujeres japonesas están muy de acuerdo con esto 😉

De cualquier modo juzgar solamente por esto sería un error incluso juzgar por mi experiencia tras dos años por aquí seguiría siendo un error, pero igualmente os diré que el papel de la mujer en este país es muy distinto al de España. Como anécdota curiosa para terminar os contaré que una vez una amiga de mi novia se vino a nuestra casa en Madrid como parte de su visita relámpago de 7 días por España. Le preparamos una cena y tras terminar yo me levanté y comencé a recoger la mesa ya que Hiro había cocinado. Mi sorpresa fue máxima cuando ella sorprendida fue a buscar su cámara y empezó a hacerme fotos. Resulta que le sorprendió mucho y quería enseñar a sus amigas japonesas como éramos los españoles y decía que quería un marido español.

Si os interesa el tema podréis ver muchas más muestras de esto (el marido exigiendo la cerveza a la mujer al llegar a casa y demás) podéis ver este divertido dorama, que por encima de enseñarnos estas cosas nos divertirá y nos emocionará muchísimo y es que es uno de mis doramas favoritos.