El visado en Japón (bonus reflexivo)

Papeles del visado nipón

Últimamente el tema del visado lo tengo muy fresco porque en mi entorno somos varios los que andamos renovando visado o con problemas de visado por aquí. Voy a resumir la información muy mucho, la idea es aclarar o tratar aclarar algunos mitos que existen en torno al visado que parece que la gente no sabe o no quiere saber. Mi palabra no es la verdad absoluta, puedo equivocarme por supuesto, pero en mi humilde opinión creo no estar demasiado alejado de la verdad tras varios años de lecturas de documentos oficiales, gente que se ha peleado con las visas y de preguntas a consulados, departamentos de inmigración y demás. Sin más veamos los distintos tipos de visado a los que podemos optar (pongo lo más relevantes, para casos como el mio, existen algunas cosas más que ya son más peregrinas).

Visado de estudiante:

Es el más típico y que más gente conoce. El requisito principal es tener aprobada la enseñanza obligatoria de tu país y rellenar un montón de papeles que ya expliqué anteriormente. Este visado te permite quedarte en el país mientras estes estudiando de forma intensiva y esto es hasta donde yo se un mínimo de 2 horas semanales. Hay niveles de estudios, primero el de pre-college que es la preparación para entrar un centro de enseñanza superior, ya sea universidad (daigaku) o enseñanza especializada (senmongakko). Cada uno de estos te permite estudiar un determinado tiempo siempre que cumplas una serie de requisitos como son cierto rendimiento escolar, asistencia y demás. Este visado te permite trabajar durante un máximo de 28 horas semanales en cualquier sitio siempre y cuando sea compatible con tus estudios que han de ser siempre tu mayor prioridad. Sitios no compatibles con estudios son trabajos nocturnos o de temas que puedan ser potencialmente peligrosos, como temas relacionados con el juego o el sexo.

Visado de trabajo:

La creencia popular es que si encuentras a alguien que te quiera contratar podrás trabajar directamente sin problemas y esto no es así de ninguna forma. La empresa es cierto que te contrata, pero para hacerlo has de contar con una visa de trabajo, por tanto la empresa que te quiere contratar te dará o moverá por ti unos papeles que indican que quieren contratarte y con esos papeles solicitarás la visa de trabajo que te la dará en última instancia y de forma exclusiva el gobierno japonés. Para que te den esto debes cumplir unos requisitos mínimos entre los que destaca fundamentalmente el de tener estudios superiores/especializados. Con esto se entiende estudios que son superiores a los genéricos y te especializan en cierta area laboral, haciendote básicamente capaz de realizar una tarea que no podría desarrollar otra persona cualquiera. No deja del todo claro que títulos son estos, pero por lo que dice y según entiendo y experiencias de otras personas con visado un ciclo formativo de grado superior debería ser suficiente ya que es superior que los estudios genéricos (hasta 2do de bachillerato) y es un título especializado. Por supuesto cualquier carrera lo es, pero no lo tengo tan claro en el caso de los grados medios ya que si bien son especializados no estan por encima en nivel de la enseñanza genérica (bachillerato). Además el trabajo que vayas a realizar ha de estar relacionado con tus estudios que realizaste, no puedes haber estudiado biología y pretender conseguir un visado de vendedor de kimonos.

Existe no obstante una alternativa que es tener una experiencia laboral demostrable equivalente a esos estudios especializados. Si bien no esta cuantificada esa cantidad en todos los documentos oficiales si lo esta en varios de ellos e indican que esta cantidad es de 10 años. Sin estos puntos en teoría no puedes conseguir un visado de trabajo, la única opción de hacerlo sin esto sería una empresa que te quiera mucho mucho y consiga por otros medios demostrar que el trabajo que necesitan que hagas es algo que solo puedes hacer tu inequívocamente. De cualquier modo este es un camino muy difuso que no tiene porque llegar a buen puesto y por el que pasas casi inevitablemente por el pago de un abogado que tendrá que pagar o tu potencial futura empresa o tu. Yo la verdad no doy ni un duro por esta última opción.

Por supuesto que este visado te da la posibilidad de trabajar, durante el hora que este tipificado que cualquier otro trabajador pueda hacerlo. Los visados de trabajo tienen una duración de 1 y 3 años y aunque la gente tiene muchas teorías de cuando dan uno y cuando dan otro, en muchos casos la sensación que da es que te dan el que en ese momento les parezca mejor en función de haber desayunado bien o no.

Visado de conyuge dependiente:

No estoy seguro de que el nombre oficial sea ese, pero por ahí anda. La idea es, puedes casarte libremente con una japonesa o un japonés en caso de ser una chica (en este país no existe el matrimonio homosexual). El hacerlo en contra de lo que piensa mucha gente no te da automáticamente un visado, lo que te da es la posibilidad de solicitarlo. Una vez casados puedes solicitar este visado el cual solo te daran si consideran que la otra persona puede mantenerte, pasarás por tanto a ser una persona mantenida. Necesitas por tanto que pareja tenga un empleo estable y con unos buenos ingresos mensuales para que los dos podáis vivir holgadamente o unos ahorros suficientes como para que esto no vaya a suponer ningún problema o alguien de su familia que avale y declaré que te va a mantener. Aquí si que no he visto que las cantidades esten tipificadas en ningún sitio y creo que son muy subjetivas. Al margen de esto llevan también un control para ver si quien se casa lo hace para conseguir la visa. Para ellos suelen pedir pruebas de una convivencia continuada, normalmente de unos 2 años y te hacen una entrevista por separado para ver si las historias concuerdan. Si pasas todos estos trámites y consigues el visado podrás trabajar libremente en el país. La duración de estos visado es ahora mismo de 1 y 3 años, pero lo cierto es que este sistema esta siendo revisado y alargaran estos plazos en breve (cuestión de meses).

Visado de inversor:

Esta visa es para empresarios y la tocaré muy por encima, ya que si te interesa esto supongo que podrás moverte lo suficiente para buscarte estas cosas y si no… mejor ni molestes en montar nada en Japón que se irá a pique 😛 Básicamente piden mostrar tu modelo de negocio y demostrar tener un capital en el banco para el desarrollo de tu actividad, esta cantidad que te piden es de 10 millones de yenes.

Concluyendo:

Estos son a grandes rasgos las posibilidades de visado existentes en Japón, no es para nada un camino de rosas, es realmente un coñazo auténtico y produce un montón de quebraderos de cabeza, existen países con procesos de visa mucho más abiertos como Singapur, pero creedme si os digo que también los hay muchos peores. Estos días no dejo de leer comentarios de compatriotas mios que comentan lo antiextranjeros que son en Japón y el increiblemente brutal sistema de inmigración que existe aquí. Repito que no diré que esto es un camino de rosas, pero me da la impresión de que estas personas no tienen ni la más mínima idea de la situación en su propio país. Para un extranjero cambiar una visa de trabajo en España de estudiante a trabajador ha de pasar unos trámites de una media de 1 año, con colas infinitas y preguntas sin respuestas, no puede cambiar de visa sin regresar a su país de origen aunque solo fuera durante unas horas y demás cosas que en Japón no nos solicitan. Y los aspectos por los que la gente pone el grito en el cielo como que pidan estudios superiores y demás son exactamente igual en nuestro país. No solo son igual en estos aspectos tienen salvedades, como por ejemplo la diferencia de horas que un estudiante puede trabajar a la semana en cada país, en Japón un total de 28 horas semanales y en España un total de… 0! Y hay un largo etc. de problemas que se les pone a los extranjeros en España que no enumeraré por no aburriros. Muchos os preguntaréis pero si hay un montón de extranjeros en España… inmigración ilegal… mucho más sencilla que andarse por los caminos infinitos de las burocracias 😉