Kamakura y Enoshima

Playa

Visitar Kamakura es una visita que teníamos pendiente desde hace mucho tiempo. Es una típica excursión que hace mucha gente que viene de visita por aquí ya que se puede hacer (y se suele) desde Tokyo en el mismo día. Y eso mismo fue lo que hicimos nosotros, nos levantamos tempranito, pero sin exagerar y nos dirigimos para allá. En Shinjuku nos compramos un billete especial con el que no solo puedes ir y volver hasta Kamakura si no utilizar durante dos días la línea local de trenes de la zona. Por supuesto también puedes ir un día y volver el siguiente o volver a ir el día siguiente o como quieras. El billete no era excesivamente caro, algo menos de 2mil yenes (unos 18 euros).

Al llegar allí me encontré con dos zonas de templos y con cosas bastante interesantes, pero que a mi por suerte o desgracia no son lo que me hacen más tilin y es que ando un poco harto de templos… Se que esto es un sacrilegio para muchos enamorados de la cultura nipona que estais deseando ver todos los templos del mundo pero a mi me tienen un poco cansado. Pero que nadie se preocupe que si queréis leer sobre los templos de Kamakura os recomiendo la entrada de mi amigo Alberto que estuvo más o menos cuando yo y lo cuenta mucho mejor que yo.

Kamakura

Yo solo entre en el templo de pago que ya no es un templo, me explico: Resulta que allá por año 1200 y pico crearon un templo con un budaca de bronce dentro que ni te lo crees de lo grande que es. Pero en el año 1498 la naturaleza que estaba molesta porque nos las damos de guays por descubrir América y por creer que hacemos templos y estatuas brutales creó un tsumani más brutal aún que se llevó por delante el templo. Eso si, no tuvo narices con la estatua que 500 años más tarde aún sigue ahí aguantando estoicamente al aire libre.

Daibutsu
Daibutsu

La entrada cuesta 300 yenes, pero merecen totalmente la pena aunque no se vea mucho más que esta estatua y es que es realmente gigante. Cierto es que las hay más grande pero normalmente no las ves tan de cerca, de hecho por tan solo 20 yenes puedes meterte dentro de ella. Me gustó mucho.

Daibutsu por dentro

Hasta entonces me lo estaba pasando muy bien, pero lo mejor estaba por venir. Cogimos el tren y fuimos a un templo que estaba elevado en la montaña y desde ahí se podía ver esta preciosa playa:

Playa

Le comenté a Hiro que quería ir, pero ella me dijo que no, que ibamos a ir a otra. Me dio pena, pero supuse que sería mejor. Una vez en el anden esperando el tren le comenté que teníamos que ir un día a Enoshima y me dijo ella que es a donde ibamos! No sabía yo que Enoshima esta al lado de Kamakura!!!

Tren

10 minutos de tren después ahí estábamos. Paseando por una especie de puente/paseo marítimo que conecta la isla desde el cual pudimos ver una magnifica puesta de Sol.

Paseo
Puesta de Sol

Lo más increible es cuando una mujer se nos acercó y nos dijo, os habéis dado cuenta de que se ve el monte Fuji? Y wow! era verdad una puesta de Sol con el Fuji, molaba!

Puesta de Sol

Luego fuimos a la playa donde nos tiramos siendo ya de noche, me descalcé y metí las piernas en el agua y me tuve que contener para no calzarme el bañador y tirarme, pero la pereza de arena pegada y eso me tiró para atrás.

Hanabi

Hanabi

Allí estuvimos viendo a jóvenes haciendo hanabi (jugar con bengalas y tipo petardos/fuegos artificiales). Sin lugar a dudas una noche especial y algo que os recomiendo hacer a todos los que paséis en verano por estas tierras :). Y si no que le pregunten a Oskar 😉

Podéis ver todas las fotos del set en su set de flickr y si hacéis click sobre las fotos del post podréis verlas en más grandote. La siguiente una escapada a Yokhama para ver sus famosos fuegos artificiales del día del mar 🙂