Mi primer exámen y el primer mes

One coing

Como ya sabéis hoy era mi primer examen de japonés por estas tierras. Este fin de semana no solo tenía que hacer eso, si no también tenía que hacer una práctica para la universidad un poco larga. Con la práctica fue lo primero que me puse y tardé bastante en hacerla la verdad, la terminé a las 18:00 del domingo, el dead line de la entrega era la noche del domingo al lunes a las 7:00 (las 12 en España), son las ventajas de vivir en el futuro.

Pero el trabajo no fue totalmente intensivo, el viernes salimos a cenar por ahí y fuimos a un restaurante indio. Por la calle saqué la foto que encabeza el post, es un sitio al lado de casa donde te dan un menú completo por 500 yenes (3 euros y algo). Aun no hemos ido porque el otro día tenían menu de pescado y marisco y ya sabéis que a mi eso no me va. Pero lo gracioso de la foto es que quieren decir que puedes pagar con solo una moneda (una de 500) y dicen one coing, cuando debería ser 500 coin. Me hizo gracia me recordo al idioma de Ferchu one coooing, eeeing?

El caso es que tras entregar la práctica nos fuimos a dar una vuelta a despejarnos un poco y pasamos por un uniqlo que es una especie de Zara japonés o algo así, con ropa muy económica y a mi gusto bastante bonita. Yo me compre un par de calzoncillos por unos 6 euros y 3 calcetines por unos 4 euros, no ta mal no? Luego pasamos por un muji que es una tienda que también hay en España tienen un montón de cosas. Lo que a mi más me gusta son las cosas de papelería que además aquí son suuuuper baratas. Me compré 3 bolis super finos (0,3mm, en España no los he visto de menos de 0,4 máximo, siendo el mínimo normal 0,5) un estuche, un cuaderno para prácticar hiragana y otro para usar en clase, ah! y una goma. Todo por unos 5 euros, es genial, mi familia que comparte mi obsesión con los productos de papelería van a enloquecer aquí es que es genial!

Luego a casa a estudiar, a practicar con la ayuda de Hiro sin parar, escribiendo hiraganas hasta las 3 de la mañana. Con el cerebro recalentado y la mano dolorida fui para la cama donde caí como un tronco, como caes sabiendo que llevas bien el exámen del día siguiente.

Hoy mucho sueño al despertar, pero trás apartar las legañas consegui salir a la calle donde un insolente sol me golpeaba la cara y hacía que me confundiera entre los locales ya que no podía abrir apenas los ojos. 15 minutos de caminata después estaba en clase ya con una cara más decente, comprobando que andábamos todos más o menos igual. Estefi, la chica suiza me saludó y me pregunto que tal, al decirle que tenía sueño, me dijo ufff yo también y nos confesamos que ambos nos habíamos quedado hasta las 3 estudiando. Ninguno queremos quedarnos atrás en las primeras clases, las más importantes creo yo.

Las dos primeras horas fueron de repaso, el exámen sería a las 11. Mi pareja de hoy fue con Baraku-san (esa es su pronunciación nipona, no se como se llama en realidad) y me tranquilizó ver que tras tanto estudio el hiragana fluia sin problemas y al menos mi nivel estaba claramente por encima del chico este, puedo leer ahora con una soltura aceptable, quizá lea como un niño de 6 años ahora jajaa.

Trás el segundo descanso tocaba el examen… nos pidieron que guardasemos todo y nos dieron el exámen, un folio por las dos caras y un audio que nos ponían del tirón y sin repetición. En general bastante sencillo lo peor que no repitieran que a veces te despistas por algo y la cagas, eso me pasó a mi con un par de preguntas. Aún y con todo espero estar por encima del 90%, mañana sabremos el resultado :S

Tras terminar la última hora los italianos me dijeron que si iba con ellos a «Salvatore Cuomo» que era un sitio donde hacían pizzas al estilo verdaderamente italiano. Quedamos con Hiro y fuimos los 5 a comer, allí pudimos poner a prueba nuestro japones, ya que justo hoy hemos aprendido el lenguaje y la conversación de restaurante, y la verdad es que suelen salirse bastante del guión jejeje, es más fácil en un entorno controlado jajaja.

El caso es que la comida estaba bien rica, era un buffet donde comías y bebías lo que querías por unos 8-9 euros. La pasta y la pizza bastante ricas y nos pusimos hasta arriba. Es un sitio gracioso porque cuando entras te saludan en italiano, te desean buen apetito en italiano, cuando traen pizza dicen pizza pronto (no pronta) o pasta pronto y todo eso chillandolo a la japonesa. Al salir nos dijeron todos grazie, arrivederci! imaginaos si a mi me hacía gracia los italianos estaban descojonados!

Luego nos fuimos a dar una vuelta y estuvimos en el templo del mal, en la tienda del gatostiable, aquí una prueba, con la sobredosis de azucar y que se nos quemasen las pupilas conrrespondiente, claro:

Gatostiable

y luego estuvimos viendo los helados especiales que han preparado para Halloween el cartel hacía reflejo y no se ve del todo bien, pero bueno:

helado halloween

Y de esta forma cumplo mañana un mes por estas tierras, sigo con la misma sensación que antes y es que el tiempo se me ha pasado volando, pero por otro lado ya estoy acostumbrado a esta vida y me parece que esta es mi vida normal, el camino que hago a casa es el normal, mi casa es la normal y demás. Ahora ando haciendo amistades y socialmente estoy más contento. El sábado llega un chaval que conocí en España que es fotografo y es un tio de puta madre, estoy deseando que llegue el sábado mismo saldremos a ganbitear hasta que su jetlag diga basta 😉

En el lado malo de las cosas hoy un ataque de morriña repentino al saber que hoy mi abuela se ha puesto pachucha y la han ingresado. De pronto te das cuenta de que llevas un mes lejos de la familia y que estás a 10mil kilometros de distancia. Como se que mi abuela lee este blog porque se lo imprimen y se lo llevan la quiero mandar desde aquí un abrazo fortísimo de Hiroko y mio y decirla que se mejore muy pronto para que nos podamos poner hasta arriba cuando vaya en navidades de visita por ahí 🙂 Como dicen por aquí abuela ganbarimasuuu!