Paseo por las afueras de Los Angeles

Esto es una continuacion de donde lo deje ayer. Resultó que el jetlag siguió espoleando mi insomnio casi las 6 de la mañana, hora en la que caí rendido. Hab;ia puesto mi despertador a las 8:30 para bajar a desayunar en el hotel y aprovechar el dia. Mi cuerpo es más inteligente que yo y decidió acabar con el jetlag y dormir hasta las 12 de la mañana. Tras esto me dirigí a comer una hamburguesa en un sitio de comida rapida que me habian recomendado. Por algo menos de 7 dolares me pedi un menu completo mediano. Es curiosa la idea que tienen aqui de mediano, era gigante, no me pude terminar las patatas y en la bebida me podia bañar, a pesar de llenarla solo hasta la mitad terminé tirando un poco, si me hubiera quedado con ganas podría haberla rellenado otra vez gratis.

Tras esto me dispuse a caminar las 5 millas (8km) que había hasta la tienda hasta donde quería ir para comprarme la PS vita. El camino en su primer tercio fue terriblemente aburrido, hacia la mitad normalmente aburrido y no fue hasta el final que empece a ver casas y cosas que me llamaron la atencion. De cualquier modo como me habéis pedido fotos de lo que veo fui haciendo fotillos por el camino. Las pongo sin mucho comentario porque no hay mucho que decir la verdad:

La primera parte fue muuuucho rato con solo oficinas como esta y asi y tan aburridas como esta foto, asi que no pondré más.

La cosa se empezaba a poner un pelin más interesante.

Esta casa tenia delante una especie de belen y una santería, a mi me daba bastante yuyu.

Pero básicamente seguía teniendo calles enormes y aburridas.

Absolutamente nadie más que yo caminaba por la calle, as;i que me veía obligado a ir pulsando estos botones porque si no los semáforos ni cambiaban.

Alguna casita mas interesante a la vista.

Vi varias decoraciones navideñas en los jardines, eso si, algunas mejores que otras 😉

Había varias calles con nombres curiosos, una incluso con el nombre de mi padre 😉

Seguía sin ser aquello una locura, pero al menos ya era mas entretenido pasear por ahí.

Esta persona se había montado esa escultura improvisada, se movía e incluso tenia musica, tras hacer la foto apreté el paso, a saber que clase de persona pone eso en su jardín 😉

Más calles de nombres curiosos 😉

Esta via de tren me llamo poderosamente la atención, se ven pocas vías de tren por aquí y hasta ahora no he visto ni un solo tren.

Y curiosos carteles.

La típica calle de las películas o series americanas donde los niños salen a jugar a hockey sobre patines y que tienen que recoger las porterías cada vez que pasa un coche.

Los caminos eran mas interesantes, pero seguía sin cruzarme con nadie, nadie camina, todo coches y alguna harley.

Los coreanos vinieron hasta aqui a darme la vara… y como no con su cristianismo detrás… que majos los coreanos…

Encontre un mercadillo de artesania y productos naturales, no tenia hambre tras la hamburguesaca aun, pero lo cierto es que hab;ia sido lo más apasionante con lo que me había cruzado hasta el momento y la comida de calle siempre merece la pena ser probada, as;i que me pedi lo mas pequeño. Por 2 dolares me hice con ese taco, como no tenia ni idea de tacos le pedi a la dependienta que me lo hiciera con lo que ella considerase oportuno, pero que sin culantro por favor. Lo cierto es que estaba bien bueno.

A los pocos minutos de seguir caminando llegué a mi destino pero horror la tienda de videojuegos parecia estar desamparada e incluso cerrada, pero la puerta estaba abierta. Pregunte si tenian el bundle de la PS vita que buscaba, me dijeron que les quedaba tan solo uno y que tenía un descuento para compras futuras del 20% porque resulta que hoy era el ultimo día abierto de esa tienda, la cerraban!! No me pude creer mi suerte. Tras pagar me fui al starbucks a probarla, ya que si no funcionaba el devolverla iba a estar complicado.

En el starbucks me pedi un cafe mocha con menta, me encanta la menta, pero lo cierto es que esta no era la mejor combinación posible, pero quería probar algo que no pudiera probar en Japón así que quedé contento. Allí probe la consola y comprobé que funcionaba ok.

No quería volver por el mismo camino aburrido, as;i que mire en google maps y me indicó como podía llegar en un autobus hasta donde estaba mi hotel. Google maps en android es una pasada, llegué sin perderme lo mas mínimo a pesar de tener que andar un rato a la parada y desde donde me bajaba otro rato más a mi hotel. Incluso me indicaba las paradas de autobus por las que pasaba por lo que supe exactamente donde bajarme. No se si Google Maps funciona también en todos los países pero en Estados Unidos al menos es una pasada.

Tras eso unas cuantas compras en casa y a disfrutar tirado en la cama con la PS vita. Mañana toca ya trabajar…