Visita a DisneySea Tokyo

Cuando Hiroko me proponía visitar DisneyLand o DisneySea lo cierto es que no me hizo demasiada gracia, cuando me dijo que le habían regalado dos entradas que podíamos ir de gratis, dije… mmh, pues mira, probemos! Dicho y hecho ayer fuimos para allá aprovechando las vacaciones y que podíamos ir entre diario y así nos libraríamos de bastantes colas. Lo que no sabíamos es que habría tan poca gente, entre que se supone que podía llover, que era jueves, que hacia caloraco… poca gente se animo a visitar el parque, esto se tradujo en que pudimos disfrutar casi 12 horas del parque sin a penas colas.


Yo pensaba que sería algo curioso de ver, pero que no me lo pasaría excesivamente bien ya que esta muy enfocado para niños y amantes de Disney. Y bueno, es verdad los niños y los amantes de Disney tienen que super fliparlo pero incluso a mi que soy ya poco niño y más bien detractor de Disney he de decir que me pareció un lugar increíble. Todo esta cuidado al más mínimo detalle, la decoración, la animación, los trabajadores… Yo estoy acostumbrado a los decorados del parque de atracciones que cuando los das con los nudillos suenan a hueco y que además tienen desconchones, pues aquí no verás nada de eso. Los personajes, son actores disfrazados por supuesto, pero para entrar a poder desempeñar ese papel pasan un duro casting. Cada personaje esta metido en el, las gatitas son cariñosas y juguetonas, el malo de aladdin es un hijo puta, el padre de los Increibles es un musculoso orgulloso que siempre saca pecho y TODOS saben firmar como su personaje. De hecho me la juego a que si pides una firma en el Disnyland de Orlando te firman igual y es que miran hasta estos mínimos detalles.

Las tiendas:

El lugar desde luego es un templo al consumo, todo el mundo gasta desaforadamente, no deja de comprar helados con formas de Mickey, orejeras con forma de… Mickey peluches con forma de… no! Mickey no! de oso! Hay un oso que se llama Duffy que no sabía de su existencia y no asociaría nunca con Disney que todo el mundo compraba el 80% de las tias paseaban por el parque abrazadas al jodido oso que vamos era ridículo que las veías paseandola todo el día con la galvana que hacía. Por otro lado he de decir que el comprar comida y bebida aquí dentro no me parecía extremadamente caro, solamente un ligero sobreprecio, cuando en España son directamente precios abusivos. De cualquier modo nosotros nos salimos a comer fuera (que se puede) ya que queríamos comer cosas que no viniera en forma de Mickey y salir un poco de ese mundo irreal.

Las atracciones:

En general son atracciones normalitas, nada excesivamente mítico, pero de nuevo sorprende la atención al detalle. Hicimos un trenecito de estos que ves muñecos moviendose que son artilugios mecánicos, un tipo de robots… Pues esto estaba ambientado en Aladdin, lo primero es que era un recorrido a través de una larguísima historia en la que se sucedían innumerables robots extremadamente bien hechos. Como a mi la historia infantiloide no me llamaba demasiado me dedique a fijarme como estaba montado todo el sistema y me dejo flipando. Los robots se ven perfectos, nada de viejos y chungos como en otros parques de atracciones… Se mueven de maravilla y estoy seguro de que en su momento debieron ser bastante punteros, ya que aun siguen sorprendiendo. De cualquier modo estos sitios los que tienen que disfrutarlos de verdad son los niños. Otras atracciones que seguramente les molarían a los niños, fue el viaje submarino de Nemo o la exposición submarina con una tortuga (la de Nemo).

Las atracciones más adultas son las que más me gustaron por supuesto, y gracias a la poca gente pudimos repetirlas hasta en 3 ocasiones. La más famosa de todas es la atracción del viaje al centro de la tierra que es una montaña rusa que vas a oscuras bastante tiempo y que dicen ser bastante wapa, pero por desgracia estaba en mantenimiento, aunque seguramente esto hizo que hubiera menos gente en todo el paeque así que no hay mal que por bien no venga. Además de esta hay otras tres atracciones que estuvieron bien chulas:

  • La de Indiana Jones: Te montas en un jeep y vas por dentro de una ruta ambientada en la última peli de Indiana Jones y tienes que ir a toda leche huyendo de los peligros, aunque tu no manejas nada claro. A nivel de atracción no es más que un coche que va dando bandazos por ahí, no es muy extrema, lo mejor es la ambientación, de verdad te sientes en una aventura, dentro de una película ayidando a Indy! Me encantó! Las siguientes veces ya te sabías donde estaba cada cosa y fue siendo menos divertida cada vez 🙁
  • La montaña rusa española: No se como se llamaba pero estaba ambientada en Mexico o así, y al salir los trabajadores te decían «Adios!». Es una montaña pequeña, pero técnicamente esta bien, tiene una bajada interesante al principio, coge algo de velocidad en algunas curvas e incluso tiene un looping, lo peor es que es extremadamente corta 🙁 Si eres amante de las montañas rusas seguramente este parque no sea la mejor elección. Aún y con todo montamos 3 veces y me lo pasé genial, en parte viendo a Hiro chillando con la cara desencajada 😛
  • La casa del terror: Tampoco se como se llamaba, yo pensé que era algo tipo la casa del terror en Madrid, con actores representandote una historia que te da susto. Pero no, te encuentras con que te cuentan una historia de una estatuilla africana que se trajo un americano al hotel (que es donde estabamos supuestamente en ese momento) y que estaba maldita y era muy jodida. Resulta que cuando estan contando eso la estatua desaparece (esta muy logrado ese efecto) y te llevan a ver el hotel. Entonces te montan en un ascensor, te sientan ahí y ponen un cinturón. Yo pensé que nos darían un poco de meneito y nos enseñarían diferentes escenas con la estatuilla esta en distintos efectos visuales. Y así fue… al principio. Ya que llega un momento en el que no sabes muy bien como se abre la puerta del ascensor y te encuentras que estas… en lo alto de la torre! que es suuuper alta. En esos momentos piensas varias cosas: 1) que buenas vistas 2) como han conseguido subirme hasta aqui sin que me de cuenta 3) mierda me van a dejar caer de golpe! Y en ese preciso momento pa bajoooooooorl! fue genial!


  • Desde lo alto de esta casita es desde donde nos tiraron…

En definitiva las atracciones de este parque no son nada en lo que no haya montado ya, pero lo que si no he visto ha sido esa atención al detalle, esa ambientación. Con todo esto te sientes más parte de estar viviendo una historia que simplemente montando en una atracción y la verdad es que eso es muy divertido 🙂

Despedida y cierre

Para terminar dimos un paseo en gondola a la luz de la luna y las luces con ya DisneySea sumido en la noche que dudo mucho que el auténtico en Venecia sea mucho mejor la verdad… Y con esto terminó mi día en DisneySea que pensé que solo sería curioso y fue inoolvidable. Si tenéis niños o sois amantes de Disney no os lo podéis perder! y si no, lo mismo hasta le daría una oportunidad 😉 eso si yo ni de coña iría en un fin de semana eso con colas debe de ser la peor experiencia de la historia.

Podéis ver el set de todas las fotos en su galería de flickr.